Este es el primer post de una serie que contara mi historia como jugador de póquer.

     Todo empezó cuando en un foro de mensa (mensadinero) que trata de economía me recomendaron el libro de la fabulosa historia de los pelayos. No lo recomendaban como libro de juego sino como un libro “interesante” con el que se podían entender algunos conceptos muy importantes en el campo de la programación de sistemas automáticos de inversión en bolsa (Si, además de ludópata hay gente que me ve como un sucio especulador, en fin el mundo esta lleno de ignorantes).

     El libro me lo regaló mi mujer y lo leí raudamente. Me encanto y al poco tiempo me regalo para mi cumpleaños el libro de “Aprende a jugar al póquer con los pelayos”.

     Este segundo libro me lo leí poco después de mi cumpleaños del 2009 (Es el 12 julio y acepto todo tipo de regalos).

     Tengo que deciros que antes de leer este libro no conocía el póquer lo mas mínimo y no sabia jugar nada de nada Vamos cero patatero total.

     Me lo leí y estudie un poco y realice mi primer y único ingreso, la friolera cantidad de 20€. En esos momentos aproveche una promoción sensiblemente mas escasa que la que tienen actualmente disponible de 100+100 más luego la beca.

     Vamos que como ya tenia el libro comprado, me regalaron otros 20€. Así que mi banca ascendía a 40€. Y ahí estaba yo, enfrente de mi monitor de 19”, que hasta la fecha hacia inversiones de muchos € en la bolsa para “funcionar” y esta vez me proponía hacerlo con solo 40€ en el difícil mundo del póquer (taran taran tán tán! taran taran tán tán! piripíí piripíi   se escucha la música de misión imposible)

     Continuara….