Como el Ave Fenix,

resurgiré de mis cenizas porque nunca habré sido vencido.

Solo es derrotado quien desiste en la lucha.

Solo me parará la Dama, y no seré derrotado, solo desapareceré.